Central Córdoba le quitó a Douglas Haig el invicto de local en la actual edición del Torneo Federal A 17/18, al imponerse por 2 a 1.

EL PARTIDO

En los primeros 45 minutos Douglas estuvo irreconocible. De entrada el equipo adaptó la postura de esperar en su campo para lastimar cuando consiguiera tener la posesión de la pelota, pero la estrategia no le resultó como la había planificado. Desde el comienzo, con la movilidad de Coll como enlace, más la participación de Ramírez en la generación y la dinámica de Pato por el extremo derecho del ataque, Central Córdoba se apropió de los espacios con el balón en su poder y su dominio hizo que el rojinegro retrase sus líneas y pierda vocación ofensiva.

A Douglas le costó hacer pié en el arranque del partido y para colmo cuando lograba recuperar la pelota tenía otro factor como aliado, la imprecisión. El conjunto dirigido por Mauricio Levato perdió muchas pelotas por impericias propias y a eso se le sumó la poca intervención de Pereira en la creación, la falta de proyección por las bandas y las desacertadas opciones que elegían los delanteros cuando la pelota llegaba arriba.

Mientras tanto Central Córdoba siguió controlando el juego con sus intenciones de no rifar el balón, pero careció de profundidad y tuvo poca claridad cuando se encontró de frente con el arquero Barucco. A los 25´ Pato cabeceó desviado un preciso centro de Bucci y un minuto más tarde se invirtieron los roles; Pato fue el que mandó la pelota al área y Bucci, con el parietal derecho, envió el remate apenas afuera.

A pesar a la adversidad que le presentaba el partido, porque no lograba encontrar los caminos para generarle preocupación a su rival, a los 36´ el rojinegro tuvo la ocasión más clara de esa primera mitad. González controló el balón en el corazón del área, se perfiló para su pierna hábil y con un remate a colocar estrelló la pelota contra un palo, situación que generó el lamento de los simpatizantes por la oportunidad desperdiciada.

Y a los 42´, en el cierre del capítulo inicial, el equipo de Pergamino no pudo despejar el peligro del área, Barucco salió con los puños y falló y la pelota quedó para la cabeza de Ferrero para que el exRiver Plate la empuje al fondo de la red y en correcta posición decrete el 1 a 0 a favor de la visita.

Al darse cuenta de que había resignado un tiempo y al encontrarse en desventaja en el resultado parcial, Douglas saltó al complemento con una actitud más agresiva en lo futbolístico y con Arismendi en el campo de juego, que había ingresado por Santángelo antes de la finalización de la parte inicial.

El “Toto” le imprimió dinámica al equipo por la banda izquierda y con sus corridas por ese carril generó faltas a favor de Douglas y contagió a sus compañeros. Martínez empezó a tener cada vez más participación en ataque, González se fortaleció en el pivoteo y así el rojinegro creció colectivamente.

Hasta que a los 24´ logró el buscado y merecido empate. González aguantó el balón antes de que saliera por la línea final y exigido metió un centro para Martínez, que en el corazón del área conectó con su pierna derecha para vencer la resistencia del arquero y poner el 1 a 1. Enseguida el conjunto de Pergamino pudo haber revertido la historia, ya que Martínez ganó en velocidad y quedó cara a cara con Taborda pero definió al medio del arco y el “1” ganó la pulseada.

A esa altura el partido se había quebrado en la mitad de la cancha y estaba para cualquiera, pero a los 44´ Central Córdoba robó el balón en su campo y se encontró con un Douglas descompensado defensivamente. La visita inició el contragolpe con Bucci, éste le cedió la pelota a Jara y la “Joya” se metió en el área y definió con jerarquía para que el ferroviario se lleve todo de Pergamino.




-Info y Foto: La Opinión Pergamino




                                       
Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours