El DT Pablo Martel decidió renunciar de manera indeclinable al puesto de entrenador del Club Unión Santiago, tras la última derrota ante Argentino Peñarol de Córdoba.

En una carta abierta, dirigida a los socios e hinchas del club, Martel expuso su punto de vista sobre su paso por la institución además de los hechos que lo llevaron a alejarse del cargo de técnico:

"Como todos ya saben por los medios he presentado mi renuncia indeclinable al cargo de DT de Unión Santiago. 
Los hechos de ayer, en los que el buen nombre y honor de nuestro club y el de mi familia, me causan un profundo dolor, pero también la obligación de mirar para adentro y reconocer los errores propios. 
Amo el futbol, vivo por y para el futbol. Puedo pasar horas hablando con amigos y gente del ambiente sobre táctica, métodos de entrenamiento, como mejorar a un jugador, como sacarle el máximo y seguramente seré así por siempre. 
Y es esta pasión y este amor por este hermoso deporte que me ha llevado muchas veces a tener reacciones de las que me he avergonzado después. No me gusta verme afuera de la cancha, no me gusta ver mi nombre en los diarios en un recuadro por haber sido expulsado o por haber tenido alguna reacción poco feliz con algún árbitro o rival. 
Pienso seguir en esto del futbol, pero debo corregir esto, debo pulir esto y dar el ejemplo, como referente y conductor de un grupo. 
Ahora bien, muchos cargan hoy en contra de mi padre y mío. No es fácil estar dirigiendo y que tu papa sea el Presidente del club. Se equivocan los que creen que es más fácil, que dirijo porque soy “el nene de papa” o “el hijo de”. No, para nada, les diría que es insalubre y tal vez un detonante mas para algunas reacciones que he tenido. 
Sepan que JAMAS he cobrado peso alguno, por el contrario, muchas veces he puesto dinero de mi bolsillo para solventar gastos, para darle a algún jugador algún viatico o para comprar algún elemento de trabajo. JAMAS le sacaría un peso a Unión Santiago, JAMAS. 
Muchos de los que insultan desde la tribuna (la gran mayoría ni la entrada paga), o lo hacen desde las redes sociales no tienen idea de lo que es esta competencia, de sus gastos, de su nivel deportivo y de lo que cuesta afrontar en todos los sentidos un campeonato así. 
Tome la decisión de irme para descomprimir la situación, para que algún DT nuevo que venga pueda terminar este torneo de la mejor manera y seguramente trabajar con tiempo para lo que se viene. Pero también lo hago para alivianar la carga a mi padre, para que los insultos al técnico del club no le duelan solo dirigente, sino también como papa, tal como le venía pasando. 
Muchas de las reacciones que a veces ha tenido mi papa se han dado por actuar así, como padre y no como directivo. Los pobres resultados deportivos, de los que asumo toda la responsabilidad, mas esta situación familiar han sido los detonantes de mi salida. 
A los socios, hinchas y simpatizantes de Unión Santiago mi agradecimiento. A los que apoyaron y a los que no. También mi pedido de disculpas por la campaña, ya que todos teníamos la ilusión de clasificar, terminar de la mejor manera y no en el último lugar de la tabla como hoy estamos. Créanme que a nadie le duele como a mi ver al club mal en lo deportivo, pero hay un gran plantel y grupo humano que se, sea quien sea el nuevo DT, que trabajara para dejar al club de la mejor manera en lo poco que falta de este torneo. 
Quiero agradecer también a mi esposa, por el aguante, a mis hijos, a quienes les he quitado tiempo y espero, hasta que pueda volver a dirigir, darles más de mi presencia, y por último a mis viejos. A mi papa y a mi mama por el apoyo a pesar de las críticas y los palos en la rueda de quienes dicen amar a Unión Santiago pero disfrutan de las derrotas del tricolor. 
También quiero pedir disculpas a todos con quienes alguna vez he tenido alguna palabra subida de tono, algún insulto o mal momento".

-Pablo Martel





Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours