En una tarde que podía haberse desarrollado de otra forma, los violentos dejaron una mala imagen en el marco del cotejo revancha entre Estudiantes ante Independiente de Fernández.

Tras un juego con tintes muy emotivos y casi épicos para sus 90' de desarrollo, lamentablemente también hay que resaltar la mala imagen que dejaron algunas personas que creen que por meter presión o lanzar piedras, generando desmanes, tiene que llevar el mote de 'hinchas' de Estudiantes.

Todo comenzó apenas finalizado la primera etapa, donde Independiente se imponía 2 a 1 sobre Estudiantes. El plantel visitante, junto a los árbitros encargados de impartir justicia debieron esperar casi 10 minutos dentro del campo de juego teniendo en cuenta la cantidad de hostigamiento recibido, donde las piedras y algunas bombas de estruendo fueron de la partida a la hora de generar violencia.

Esto fue un llamado de atención para la policía, que tomó la decisión de retirar a los simpatizantes de la 'Capital del Agro', a quienes se les impidió ver todo el segundo tiempo por esa "medida de seguridad".

Conforme fue arrancando el segundo tiempo, Estudiantes doblegó a su rival y la ilusión por pasar a la final estaba cerca, situación que fue positiva y es algo para destacar ya que los cánticos de apoyo y el color y el calor fue importante en ese tramo.

Pero llegaron los penales, y con ello, tras el 7 a 6 a favor de Independiente, nuevamente los violentos se hicieron presentes con los objetos contundentes donde prácticamente voló de todo al campo de juego.

Otra vez los árbitros y los jugadores visitantes debieron esperar varios minutos, hasta que la policía despeje a las personas que generaban disturbios. Las balas de goma dentro y fuera de la cancha terminaron por cerrar un panorama muy opaco, donde las fiesta se empañó por un puñado de 'hinchas' que solo terminaron perjudicando a su club y ni siquiera se les dio tiempo a los propios jugadores de poder despedirse como corresponde.






Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours