Era importante cerrar bien el año para arrancar la segunda mitad del campeonato con más esperanzas. Mitre se quedó anoche con un triunfo que aporta mucho desde la estadística, pero que le da un envión anímico importante en su afán por zafar del descenso. En el 8 de Abril, el conjunto dirigido por Arnaldo Sialle derrotó a Brown de Adrogué 1 a 0, con el solitario gol de Joaquín Quinteros, cuando se jugaban 19 minutos del primer tiempo.

De esta manera, el Aurinegro comenzará el 2018 fuera de la zona de descenso y sabiendo que está a doce fechas de lograr el gran objetivo, que es permanecer en la Primera B Nacional.

Mitre, que venía de caer ante Guillermo Brown en Puerto Madryn, necesitaba reponerse ante su gente para terminar el año de la mejor manera.

El Auri fue un poco más que su rival en la primera mitad, pero después le costó y, sin pasar serios sobresaltos se replegó. De todas maneras, los de Sialle mantuvieron la valla en cero y así sumaron un triunfo muy importante para irse a brindar más tranquilos.

Fue Mitre el que arrancó con todo en busca de la apertura del marcador. Alessandroni tuvo una ocasión muy clara y a los 19’ llegó la única emoción de la noche.

Joaquín Quinteros capitalizó una serie de rebotes dentro del área y estampó el 1 a 0 que desató el festejo en el 8 de Abril. Mitre se aferró a la ventaja ante un rival que no lo inquietó demasiado.

Con la ventaja, el Aurinegro bajó un poco la intensidad ante un rival que tampoco inquietaba.

Mitre perdió tenencia de balón y Brown lo pudo empatar antes de irse al descanso en dos ocasiones muy claras. Una con un cabezazo de Pumpido que salió apenas por encima y en otra, Mastrolía tapó bien abajo a Bordacahar.

En el complemento, de arranque Mitre tuvo dos ocasiones. Juan Aguirre quedó solo por izquierda tras un pase, pero no pudo en el mano a mano con el arquero. Ahí nomás, Quinteros remató de afuera y controló el arquero Ríos.

Brown se vio obligado a atacar con mucha gente, pero Mitre estaba bien parado y a la espera de alguna contra. En una chance clara, Piris encabezó una contra desde el fondo, avanzó, hizo la pared con Bottino quien devolvió la pelota a Piris y el defensor sacó un zapatazo de afuera que Ríos envió al córner. Hubiera sido un golazo.

La visita respondió después de un córner y posterior remate en el área de Stegman que se fue cerca. El juego se hizo intenso y movido.

En el tramo final, Brown se jugó todo por conseguir el empate, pero no lo podría conseguir. Mitre no lo supo liquidar cuando Fergonzi fallo en los instantes finales. Y así llegó el pitazo que le dio al Auri una victoria muy importante para irse a pasar las fiestas con la ilusión intacta.




-Info y Foto: El Liberal



Share To:

Post A Comment:

0 comments so far,add yours